Una cosa es el circuito federal de Urtubey, y otra el armado bonaerense, con la moderación lavagnista de Eduardo «Bali» Bucca por un lado, y la fuerza de choque peronista de Graciela Camao y Miguel Saredi, por otro. Cada cual atiende su juego, lo cual puede derivar en cortes de boleta y otros acuerdos exóticos diferentes en cada distrito, pero vuelve una utopía cada vez más lejana para el macrismo la posibilidad de sumar todo el voto de Lavagna en las PASO para intentar dar vuelta un resultado que empezó con goleada. Y la cuenta regresiva ya está en marcha..

Para pasar la frontera un empleado de la guagua nos coge los 35$ y los pasaportes y nos hacen bajar de la guagua. Nos ponen en una sala y nos van llamando por nombre o lo más parecido que aquel hombre podía vocalizar hacia mucha gracia. Nos hacen una foto (tipo aeropuerto), y luego pasamos por otro funcionario ya en Camboya que nos sella el pasaporte.

El contrato de compraventa de energía incluye la parte que faltaba por contratar de la producción del parque eólico de Karankawa, de 286 MW, ubicado en los condados de Bee y San Patricio, al este de Mathis (Texas). Previamente, la compaía había cerrado con Austin Energy un contrato de 200 MW vinculados a Karankawa. Cuando finalice su construcción, el parque eólico de Karankawa generará, cada ao, suficiente energía limpia para abastecer al equivalente de más de 75.000 hogares..

Y yo personalmente, siento que podría comprender cualquier pensamiento o sentir «egoísta» que venga de alguien que vivió eso. Eva era una nena y le quitaron todo. No digo que sea correcto que sienta una suerte de mmm envidia por Ana; pero sí comprendo, que es normal, es natural y es necesario para poder empezar a dejar todo atrás.

Edu: Me moló ver cómo nos entendíamos al combinar la parte compuesta con la parte improvisada. Adaptamos las canciones que ya teníamos compuestas los tres y creamos otras para nosotros dos. Siempre hemos hecho todo sobre la marcha, sin pensar demasiados hacia dónde íbamos, sin expectativas.

Bajo su dirección se demolieron más de 2.000 propiedades. Tiró hoteles, clubes deportivos, casas de citas, frigoríficos, molinos, iglesias y hogares. La casa más vieja había sido construida en 1880. Tengo amistades bravas que sabrán quiénes son Floyd y Manny. Pero yo leo varios periódicos al día y sigo los deportes, y no había reparado en la existencia de estos colosos, carne de caón de un monumental negocio que se resiste a morir. Es el negocio televisión y publicidad el que ha promovido, desde un pequeo ‘big bang’, esta explosión informativa que, de improviso, nos ha convertido a muchos en ignorantes y que aumentará artificialmente nuestra ignorancia si no estamos al tanto del desarrollo y desenlace de esa pelea.